fbpx

Control de Acceso Biométrico

Si hablamos de las últimas tendencias en seguridad digital es inevitable pensar en el control de acceso biométrico. Y es que este sistema ha adquirido una gran popularidad en los últimos años debido a las ventajas que ofrece a organizaciones tanto gubernamentales como privadas a la hora de garantizar la seguridad y prevenir el acceso de personas no autorizadas a ciertos recursos, áreas, equipos, etc. El control de acceso biométrico es un sistema desarrollado con el fin de evitar el fraude y ofrecer una total seguridad a la hora de acceder a un lugar o servicio. Para ello se autentifica a los usuarios mediante sus parámetros biométricos, es decir, aquellas características físicas únicas de cada ser humano como pueden ser la huella dactilar, el iris o la voz.

Ventajas de los Sistemas de Control de Acceso Biométrico.

• Adiós a las contraseñas. Ya no es necesario que los trabajadores tengan que recordar tediosas contraseñas para poder identificarse y acceder a su puesto. Además, el control de acceso biométrico también permite a los empleados poder hacer uso de las tarjetas de proximidad para poder acceder a las instalaciones.

• Previene el fraude. Ya que los sistemas de control de acceso biométrico permiten verificar la identidad de un usuario basándose en ciertas características físicas inherentes a cada ser humano, es imposible que se permita el acceso a una persona no autorizada o que se produzca una suplantación de identidad.

• Bajo coste de mantenimiento. Los sistemas de control de acceso biométrico no requieren altos costes en mantenimiento una vez que han sido instalados, algo que sí ocurre en otro tipo de sistemas de seguridad.

• Registro de la jornada laboral de forma más rápida y eficaz. Con el control de acceso biométrico esa información queda recogida y almacenada de forma automática, lo que facilita la gestión documental por parte de los departamentos de Recursos Humanos y de los propios trabajadores.